Las Dawn y las Enid


El 95% de la sociedad me cae mal. El sistema completo me cae mal porque lo encuentro injusto. Para ser positivo hay que ser egoísta o lo suficientemente huevon como para no darse cuenta de como están las cosas. Para ser feliz hay que ser positivo, hay que tener éxito y para ser exitoso hay que ser bello, ojalá flaco. Los demás estamos destinados a no encajar nunca.

El arte no da plata y sin plata no se puede vivir. Si hasta para ser artista hay que saber vender, entrar en el sistema como un producto. La belleza es dignidad, le escuché decir a uno de los mejores arquitectos de este país, uno de esos que gana premios nacionales construyendo resorts y casas en la playa para millonarios, pero que nunca ha construido una vivienda social. La belleza -y por tanto la dignidad- se alcanza con buenos materiales y buena arquitectura, que son caros y que la gente que no tiene que comer jamás podrá pagar. Gente destinada a vivir indignamente.

Mi madre dice que soy muy negativa, ella lo ve así, yo creo que soy muy idealista y algo inmadura todavía. La gente, a la larga, me aburre y ha sido así desde que tengo memoria, solo antes nadie lo notaba porque era capaz de disimularlo mejor.

Han cachado esa gente que le gusta clasificar a las minas en Summers, Clementines, Amelies y Margots? una tontera, pero si quieren, pueden meterme en el grupo de las Dawn y las Enid, que para mi son como la niña matoneada que creció para ser una inadaptada social.

 

Advertisements

One thought on “Las Dawn y las Enid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s